Vas a ser el Messi de internet

No hay duda de que Twitch es la plataforma preferida para aquellos que nos hemos animado a hacer streams (lo siento, Mixer). Su popularidad ha ido aumentando con el paso del tiempo y el último año ha sido el mejor de su historia. Si estás leyendo esto, lo más probable es que te haya picado el gusanillo de Twitch y estés pensando en convertirte en streamer.

Tanto si sólo quieres unos cuantos consejos como si quieres saber cómo empezar de cero esta es tu guía. ¡Empecemos!


Qué hacer antes del stream

Está claro que lo más divertido de hacer streams es el propio directo. Estás jugando del chill, hablando con los panitas y todo fluye mejor que un río noruego pero, para que todo salga bien, tenemos que prepararlo como es debido. Cuanto mejor lo prepares, más cómodo estarás durante la retransmisión; así que no escatimes en tiempo para pensar y organizar tus streams. "Pero Side, ¿cómo consigo eso?", preguntarás... ¡Pues así!

  • Si no lo has hecho ya, crea tu cuenta en Twitch y revisa las directrices de la comunidad. Empieza a personalizar tu cuenta y hazte una idea sobre qué puedes hacer y qué no en la plataforma. Si estás preocupado por el revuelo reciente échale un ojito a este artículo y respira tranquilo.
  • Enlazando con el punto anterior, crea cuentas para todas las demás redes (Twitter, Instagram...). Lo mejor será que todas tengan un mismo nombre para que sea más fácil encontrarte. Tiene poco sentido que seas SeñorPistolas en Twitch y RubencitoElMejor en Twitter. Si algún listo se te ha adelantado, quizás te interese saber cómo conseguir el nombre que quieras en Twitter.
  • Piensa muy bien en las reglas de tu propio canal. Cada chat de Twitch es un mundo y, mientras se respeten las directrices de la propia plataforma, todo vale. No tengas miedo de marcar los límites: es tu retransmisión y, como tal, tú decides. Además, puedes enganchar a tu amigo de confianza, tu viewer número 1, tu mayor fan, y hacerlo moderador de tu canal para que te eche un cable.
  • Establece un horario que te permita ser consistente. El Sideconsejo es que hagas unas 2-4 horas al día, pero tú decides. Lo importante es que lo hagas en un horario regular para que tus espectadores sepan a qué horas esperar encontrarte ahí dándolo todo.
  • Escoge un nicho. Piensa en qué te gusta hacer, qué se te da bien, cuál es tu objetivo y qué buscan los espectadores. Mete todo esto en una coctelera et voilá, ya tienes tu precioso nicho: un área pequeña y específica que conoces bien y de la que te resulta fácil crear contenido. Ya sean juegos de terror, speedruns, juegos tácticos o puzzles lo importante es que sea un área concreta y en la que puedas destacar de algún modo.
  • Planea y decide tu actitud. Puede estar basada en quién eres tú o puede tener que ver con una versión mejorada de ti que te apetezca rolear. Un streamer de éxito es aquel que genera contenido que merece la pena ver así que no dudes en tener este aspecto en cuenta a la hora de establecer quién vas a ser tú como streamer. Busca aquello que te hace especial e interesante y poténcialo y recuerda no copiar a nadie: ¡Rubius sólo hay uno y el puesto está cogido!
  • Invierte en calidad desde el principio. No es necesario que te gastes los ahorros de toda tu vida en empezar a hacer streaming pero cuanto más inviertas en calidad más probable será que el retorno sea positivo. No escatimes en generar una buena calidad de vídeo y de audio con cámaras y micrófonos decentes o en tener un apartado visual bonito y limpio. Si vas con todo seguro que te interesa este artículo sobre la mejor cámara para streaming.
  • Elige tu software de retransmisión. Será tu panel de control a la hora de gestionar todo el directo; un poco importante, diría yo. Actualmente hay varias opciones: TwitchStudio (de la propia plataforma,muy simple e ideal para principiantes), OBS (posiblemente la más potente, pero también complicada), Streamlabs OBS (a medio camino entre las dos anteriores) y Xsplit. Pronto compararemos estos programas para descubrir cuál es el mejor para cada caso.
Iniciar un directo por primera vez no es fácil ni técnica ni mentalmente, así que asegúrate de tener una actitud adecuada y unos objetivos claros. De esta forma reducirás la frustración y serás capaz de dar lo mejor de ti.

Qué hacer durante el stream

Llega la parte divertida del asunto. La salsa. Lo picantito.

Con todo planeado y configurado podemos ponernos manos a la obra e iniciar un directo. Estos consejos son perfectos si buscas que tu canal sea esencialmente una locurita.

  • Hazle saber al mundo que estás en directo. Tuitéalo (incluye siempre un link a tu canal), avisa a tus amigos o publícalo en tu propia comunidad de Discord. Lo único a tener en cuenta aquí es no hacer spam en otros canales o en comunidades que no lo permitan. Los pesados no caen bien.
  • Saluda y da la bienvenida a tus espectadores. Un poquito de preliminares, por favor. No empieces el directo y te pongas directamente a jugar. Toma tu tiempo para hablar de cómo estás, qué has hecho, contar cualquier cosa interesante... Si alguien se convierte en tu viewer es porque le caes bien y quiere saber de ti, ¡habla con ellos!
  • Haz de tus habilidades (o tu falta de ellas) tu punto fuerte. No todos los jugadores pueden ser los mejores pero sí todos pueden hacerse un hueco en la plataforma. Si eres un jugador competitivo mega pro que nos mira desde la parte de arriba del ladder lo tienes relativamente más sencillo: tu propia skill puede ser tu marca, pero... ¿Qué ocurre si, como yo, no eres especialmente bueno? Entonces toca echar mano de tus otras habilidades: ser un jodido loco, reaccionar de forma peculiar o un estilo de juego único pueden valer para hacerte notar en la plataforma. Lo importante es que siempre mantengas una actitud positiva.
  • No pares de hablar. No importa que tengas 0, 15 o 39 viewers: comenta lo que estás haciendo, cuenta datos curiosos sobre ti o sobre el juego y da tu opinión para que los espectadores te conozcan más. Dales a todos ganas de conocerte y de charlar contigo y te aseguro que se quedarán a escucharte.
  • Dale cariño a tu chat. Si quieres formar una comunidad en la que estés cómodo y en la que puedas confiar constrúyela bien desde el principio. Valora a todos tus espectadores tanto si hablan como lurkean (¡no todos disfrutamos igual de Twitch!). Simplemente interésate por los demás como los demás se interesan por ti; suena lógico, ¿no?
En la creación de contenido tan importante es el "qué" como el "cómo"; busca siempre mantener una actitud positiva sin traicionar tus propios sentimientos. Con un poco de calidad técnica y de empatía tendrás allanado el camino al éxito.

Qué hacer después del stream

Muchas risas, follows y partidas ganadas después... toca cerrar el directo. ¿Qué hacemos ahora? Pues, aparte de estirarte y beber awita, es importante que te apuntes estas pautas si quieres ser básicamente el Ussain Bolt de Twitch:

  • Revisa tu retransmisión para buscar aspectos que mejorar o potenciar. Fíjate en la iluminación, el audio, cómo se ve el juego... Esto es lo primero que ve un usuario cuando decide entrar en tu canal, es la primera impresión. ¡Un buen aspecto es tu mejor carta de presentación!
  • Comenta el stream en tus redes. Comparte clips divertidos, da las gracias a aquellos que te han apoyado de la forma que sea y prepara el terreno para lo que se viene con un recordatorio del que será el próximo stream (¡y cuándo!).
  • El buen networking. Este punto merece un artículo a parte, pero podemos resumirlo en: visita otras retransmisiones y busca streamers afines a ti. Hacer amigos es tan importante en la vida como en Twitch. Podrás tenerles en host y también hacerles raids cuando termines tus retransmisiones. Es una buena forma de cuidar a tu comunidad dándoles otro espacio divertido y seguro en el que pasar otro buen rato.
El aspecto fundamental de Twitch es crear contenido y compartirlo. Cuida mucho la calidad del contenido que creas y busca bien con quién compartirlo. Buscar creadores de contenidos afines a ti hará que aprendas muchísimo y que tu comunidad crezca de forma sana.

Está claro que empezar a streamear no es tarea fácil. Da bastante miedo ponerse delante de una cámara con la incertidumbre de qué pasará en cada directo pero, en mi opinión, vale totalmente la pena. Al final, lo más importante es pasar un buen rato y compartirlo con amigos, viejos y nuevos. ¡Dale al mundo todo lo que tienes que ofrecer, que yo lo vea!

Te has suscrito con éxito a OffStream
¡Hola de nuevo! Has iniciadio sesión con éxito.
¡Genial! Te has registrado con éxito.
Tu link ha expirado
¡Éxito! Revisa tu correo y utiliza el link de inicio de sesión.