Vas a ser el Messi de internet

Usar un mismo nombre de usuario en las distintas plataformas es ideal de cara a poner en marcha una buena estrategia de marca, ayuda a encontrarnos fácilmente, sirve para diferenciarnos de cuentas que puedan querer hacerse pasar por nosotros... Pero conseguir el que andamos buscando no siempre es tarea sencilla.

Twitter es una plataforma que lleva funcionando desde 2006, y en todo este tiempo casi todos los nombres de usuario cortos y potencialmente interesantes han ido desapareciendo de las opciones para alguien que llega 15 años después a la fiesta, pero... ¿Estamos a tiempo de conseguir un nombre que ya ha sido registrado? La respuesta es... ¡Sí! Definitivamente tenemos formas de conseguirlo.

Solicitar al actual dueño de la cuenta un cambio de usuario... Y ser rápidos.

La primera opción es, si todo va bien, la que menos dolores de cabeza va a causarnos. Es tan simple como suena: un tuit público, un mensaje privado al actual dueño del @ y cruzar los dedos... Posiblemente no sea el resultado más frecuente, pero si la persona no tiene un especial apego, quizás entienda vuestro problema y libere el nombre sin más. Eso sí, toca estar rápidos, sobre todo si somos un personaje público con cierta notoriedad y sabemos que más de un troll puede estar al acecho: una vez el usuario original libere el nombre, éste queda disponible para el más rápido y... Podrías no ser tú.

Así pues, esta vía seguiría un camino parecido a este:

  1. Localizar el nombre de usuario deseado
  2. Contactar por mensaje privado con su dueño actual
  3. Si no es posible, contactar con un tuit público
  4. En caso de que seamos personajes públicos, podemos pedir apoyo a la gente que nos sigue, aunque es muy probable que esto consiga el efecto contrario al que buscamos y acaben mandándonos un poquito a...
  5. Si todo sale bien, el poseedor actual accederá a cambiarse el nombre de usuario
  6. En este momento, rápidamente debemos actualizar el nuestro por el deseado, si no somos rápidos... ¡Cualquiera puede hacerse con él!
  7. Si todo ha salido bien, ¡Ya tenemos nuestro nombre!
Nunca, jamás digas, ni en público ni en privado, que quieres comprar o vender una cuenta de Twitter (o un usuario). Esto está completamente prohibido en las normas de la plataforma y el simple intento, aunque sea en broma, puede resultar directamente en una suspensión permanente de la cuenta.

Registrar el nombre que queremos como marca: el hard mode

Hemos intentado contactar con el dueño de la cuenta pero no ha habido respuesta, ¿está todo perdido? ¡No! De hecho, este es uno de esos casos en los que la falta de respuesta es la (segunda) mejor respuesta posible.

De acuerdo a las normas de Twitter, una cuenta se considera inactiva cuando, durante los últimos seis meses, no ha tenido ningún tipo de actividad en la plataforma, incluyendo inicios de sesión (esto último es importante porque una cuenta que parezca inactiva por no haber publicado nada puede seguir activa a ojos de Twitter). Pero... ¿Por qué es bueno que la cuenta que queremos esté inactiva? Vamos a verlo.

De acuerdo a las políticas de Twitter, el nombre de usuario de una cuenta inactiva puede ser transferido a otra cuenta activa únicamente en el caso de que la nueva cuenta pertenezca a la persona dueña de los derechos de la marca; dicho de otro modo: si tienes registrado en la Oficina Española de Patentes y Marcas (o en el equivalente de tu país) el nombre de usuario que andas buscando (como han hecho Willyrex o Auronplay, por ejemplo), bastará con ponerse en contacto con Twitter a través de su formulario de derechos de autor para solicitar la transferencia (que podría tardar hasta al rededor de un mes, dependiendo de las circunstancias).

Formulario que tocará rellenar para solicitar nuestro ansiado nombre
Aunque no parezca demasiado evidente, el simple hecho de tener la marca registrada es motivo suficiente para alegar, en este caso, que alguien está usando "nuestros materiales registrados por derechos de autor", así que esta será la vía preferida en la mayoría de los casos.

Para conseguir el nombre de usuario de esta forma, los pasos a seguir son:

  1. Comprobamos que la cuenta con el nombre de usuario deseado está inactiva
  2. Registramos el nombre en la oficina nacional de marcas, en el caso de España, la OEPM
  3. Nos ponemos en contacto con Twitter a través su formulario de derechos de autor
  4. Esperamos... Pacientemente
  5. Si todo ha salido bien, ¡el nombre pasará automáticamente a nuestra cuenta!

Más adelante publicaremos un artículo sobre cómo registrar una marca legalmente (¡Es sorprendentemente sencillo y extremadamente recomendable!) para blindar todo lo posible nuestro nombre de usuario y, por tanto, nuestra marca personal y uno de nuestros activos más fuertes.

¿Y si todo lo anterior falla?

Hemos intentado hablar con el dueño, hemos intentado ir por el camino legal y... No hemos tenido suerte, quizás el usuario no quiere desprenderse de su nombre de usuario, quizás su cuenta parecía inactiva pero no lo estaba... ¿Qué podemos hacer?

Por desgracia, este caso es uno de los más frecuentes y... Sólo nos queda llorar, hacernos un Colacao y pensar en el siguiente movimiento: buscar otro nombre.

Lo sé, esta opción es frustrante y no se parece ni un poquito a lo que esperábamos encontrarnos, pero embeces la vida no es como queremos. Aún así, no siempre esta situación es tan horrible como parece en un principio, a veces la necesidad agudiza el ingenio y acabamos encontrando nombres incluso mejores que los que teníamos pensado, algunas opciones son:

  • Añadir barras bajas o números
  • Añadir alguna palabra corta (The, iniciales, siglas de un club...)
  • "Hackear" el nombre con caracteres parecidos, como L e I (aunque no es recomendable porque complica mucho encontrarte en redes.
  • Tirar la toalla y pensar en un nombre más... Disponible.

Una forma de saber rápidamente si un nombre de usuario está disponible en varias plataformas a la vez es utilizar un comparador gratuito como Namecheckr o Namechk:

Ejemplo de resultados para la búsqueda del nombre "Denwo"

En este caso, parece que un tal Denwo ya se ha hecho con nuestro nombre de usuario en las principales plataformas, así que quizás sea buena idea buscar un nombre un poco... ¿mejor?

En definitiva: hacerse con el nombre ideal en Twitter a día de hoy puede ser difícil, mucho, mucho más que hace unos años, pero cada vez lo será más y más, así que, si tienes en mente emprender un viaje como personaje público o dar luz verde a un nuevo proyecto... Puede que sea buen momento de hacer el trabajo de campo y de blindar tu nombre preferido antes de que sea tarde.

En cualquier caso, hay muchos peces en el mar y nombres en Twitter Punto Com esperando a ser pilladísimos por alguien tan guapo como tú, deja de ver videos de How It's Made y registra el tuyo ahora mismísimo, o te arrepentirás.

You’ve successfully subscribed to OffStream
Welcome back! You’ve successfully signed in.
Great! You’ve successfully signed up.
Your link has expired
Success! Check your email for magic link to sign-in.