Vas a ser el Messi de internet

Si quieres sacar el máximo potencial de tu stream, la mejor herramienta ahora mismo es OBS: en esta guía aprenderemos a configurarlo de forma rápida para poder ponernos a darle lo antes posible. ¡Vamos allá!

Descarga e instala OBS

Toca empezar por lo más básico que es precisamente conseguir el programita en cuestión. Para ello solo tenemos que ir a su página web y hacer clic en el sistema operativo que estemos utilizando. Lo puedes descargar de forma gratuita ya que es un software libre de código abierto, lo que quiere decir que es la propia comunidad la que aporta los cambios y su financiación viene directamente de donaciones. Si utilizas mucho OBS y eres un alma caritativa quizás deberías contribuir al proyecto. Así ayudas a mantenerlo vivo y cada día con más cosas.

Una vez lo tengas instalado verás algo de este estilo. Sé que es un poco abrumador al principio pero no te preocupes porque con esta guía rápida no tendrás que tocar ni la mitad de botones que ves en pantalla.

Conecta OBS a tu plataforma favorita

Para poder hacer directos desde OBS necesitarás vincularlo a la plataforma que elijas. En el caso de Twitch es increíblemente fácil y solo tendrás que iniciar sesión desde el propio software. Al utilizar OAuth es una forma totalmente segura y no tienes que calentarte la cabeza con la stream key. Para ello clica en Ajustes > Emisión > Servicio: Twitch, inicia sesión y todo listo.

Si, por el contrario, vas a hacer directos en otra plataforma, tendrás que obtener la stream key de tu cuenta para introducirla en OBS. Si quieres saber cómo conseguir la stream key en cada plataforma, te recomiendo estar atento a mi próximo artículo.

La magia del configurador automático

Si no te quieres complicar mucho la vida y te gustaría empezar a configurar teniendo ya una buena base, tu mejor opción es ayudarte del asistente de configurador automático que te ofrece OBS. Simplemente búscalo en la pestaña "Herramientas" y clica en "Optimizar para transmisiones, la grabación es secundaria" si quieres hacer streams ya que de esta forma lo configurará todo priorizando la calidad de tus directos y no la calidad de la grabación en sí.

Ajusta la potencia del bicho

Dependiendo de lo mamadísimo que esté tu ordenador y tu conexión a Internet tendrás que decidir la calidad a la que emitirás y, por supuesto, configurarlo correctamente. Para ello vamos a ajustar la calidad del vídeo y de la emisión desde los ajustes de OBS. Para la resolución tenemos que ir a Ajustes > Vídeo y para la movida del bitrate iremos a Ajustes > Salida. Si queréis haceros una idea de cuáles son las configuraciones recomendadas lo podéis ver aquí abajo. Podríamos pasarnos horas explicando todo acerca de estas configuraciones así que os traeremos un artículo al respecto muy pronto.

Configura el audio de tu stream

OBS detecta por defecto tanto el audio de escritorio como el micrófono que tengas conectado y serás capaz de verlo en el mezclador. Si ves la barrita verde moverse cuando hablas o reproduces algo en tu ordenador es que lo estás haciendo bien. De lo contrario, tendrás que configurarlo haciendo clic en el engranaje al lado de cada fuente o en Ajustes > Audio. Puedes añadir como fuente más capturas de salida de audio, pero por el momento y para esta guía rápida estamos gucci.

El buen mixer de OBS.

Añade tu preciosa carita y tus juegos al stream

Para añadir tu webcam y que todos veamos lo guapísimo que eres tendrás que añadirla a tu escena de OBS. Para ello ve a la esquina inferior izquierda y clica en el + para añadir una fuente. Ahora, selecciona "Dispositivo de captura de vídeo", ponle el nombrecito que quieras para poder identificarla más adelante y márcala como visible para que la veas en funcionamiento.

Además, para añadir juegos o que se vea lo que tienes en pantalla (cuidadín con esto...) puedes clicar en las opciones de más arriba "Captura de pantalla" o "Captura de juego" y escogerlo. A lo largo de los años OBS ha ido mejorando lo intuitivo que resulta esto y es bastante sencillo así que no tendrás problemas.

Dale estilo a la vaina

Esta parte es totalmente opcional pero si quieres tener un marquito alrededor de tu cámara o algún detalle que aparezca en pantalla siempre puedes añadir imágenes (o fuentes multimedia, dependiendo del tipo de overlay) para que quede todo más lindo. Este apartado merece todo un artículo al respecto así que estad atentos porque se vienen cositas pronto.  Además, también hablaremos de los distintos softwares que pueden complementar a OBS dándole un poco de vidilla, como StreamLabels para que aparezca info en la pantalla como el último seguidor o suscriptor.

¡Empieza el streaming!

Ahora que lo tenemos todo listo solo queda darle a "Iniciar transmisión" para empezar el directo en la plataforma que hayamos elegido. Podrás controlar desde OBS todo lo que se ve (y no se ve) en el directo con facilidad desde el propio programa así que dedícale un poco de tiempo para acomodarte y que te resulte sencillo. Además, si has conectado OBS con Twitch tendrás una especie de minipanel de control del propio Twitch integrado en OBS por lo que podrás cambiar cositas como el título o la categoría de tu directo desde el propio programa. ¡Un chollo!


OBS supone un avance grandísimo a la hora de poder hacer stream libremente y como tal tiene muchísimas opciones distintas por lo que para abarcarlo del todo tendremos que ver en más profundidad cada apartado pero, si lo que quieres es una forma fácil y rápida de comenzar a hacer tus directos cuanto antes, esta guía es todo lo que necesitas. Ahora toca seguir avanzando y añadir todo lo que quieras a tus directos para que estén lo más personalizados posibles y a tu gusto. ¡A poner lindo el stream!

You’ve successfully subscribed to OffStream
Welcome back! You’ve successfully signed in.
Great! You’ve successfully signed up.
Your link has expired
Success! Check your email for magic link to sign-in.